Back To Top

Carl Zeiss Partner cerca de ti

Categoría

Gafas, lentes de contacto o cirugía láser, ¿qué es lo mejor para usted?

Alrededor de la mitad de la población sufre problemas de visión. En la actualidad, sin embargo, es fácil corregirlos, puesto que existen opciones adecuadas para prácticamente todos estos problemas.

El ojo es el órgano sensorial más importante. Incluso a día de hoy, la medicina aún no ha encontrado la forma de prevenir el deterioro natural de la visión, pero las gafas, los lentes de contacto o la cirugía permiten que casi todos podamos ver con mayor nitidez. Todo acerca de las ventajas e inconvenientes de las gafas, el láser y los lentes de contacto.

Gracias a los avances médicos y tecnológicos es posible. Hoy en día, un óptico u oftalmólogo puede solventar los problemas de visión de casi todos. Las gafas, los lentes de contacto o la cirugía láser son los tres medios para conseguir una visión más nítida. Cada una de estas opciones de corrección de los déficits visuales tiene sus ventajas e inconvenientes. Aquí dispone de información que le ayudará a decidir lo que es mejor para usted:

Gafas, un clásico para casi todas las ocasiones desde el siglo XIII.

Las gafas son la solución más habitual y eficaz a la hora de corregir un problema de visión. Modernas y personalizadas, se pueden utilizar para prácticamente todas las ocasiones y necesidades de visión.

Ventajas:

Son fáciles de llevar, las monturas y lentes correctivos modernos hacen que sean muy cómodas. Los lentes plásticos con alto índice de refracción empleados hoy en día reducen considerablemente el peso de los lentes de alta graduación. Los lentes progresivos modernos permiten a sus usuarios ver con una mayor precisión a cualquier distancia. Los lentes correctivos con antirreflejos previenen los molestos reflejos de la luz, mientras que los lentes correctivos tintados (también conocidas como fotocromáticos) se oscurecen cuando se exponen a la luz ultravioleta. Las gafas ayudan además a proteger sus ojos de la suciedad, el polvo y los insectos. Son ideales para todas las ocasiones, como las gafas de trabajo, para quien pase mucho tiempo delante de un ordenador o una tableta, es decir, aquellos que fundamentalmente desean una visión cómoda y nítida en las distancias medias y cortas, personalizables según la necesidad. Lo mismo se aplica en usos más activos, como la práctica de deportes y actividades de ocio. El diseño especial y la tecnología de producción hacen ahora posible crear lentes con sus propias prescripciones para que encajen en monturas de gran curvatura. Los revestimientos especiales e innovadores hacen de los lentes de plástico, que solían ser bastante delicados, una ayuda para una precisión visual duradera.

Inconvenientes:

Los lentes correctivos de muchas dioptrías pueden resultar incómodas por tratarse de lentes gruesos y pesados. Pueden empañarse cuando uno se pasa del frío exterior al calor interior. En ocasiones, las gafas pueden resultar poco manejables cuando se tumbe en el sofá, cuando esté viendo la televisión o cuando esté leyendo. Además, la geometría de algunos lentes correctivos producen áreas borrosas, cuyo tamaño depende de la calidad.

Lentes de contacto, desechables o de fabricación personalizada

Los pequeños lentes de contacto, casi invisibles, constituyen la primera alternativa a las gafas. Los lentes de contacto modernos y de fabricación personalizada permiten una corrección precisa de casi todos los problemas de visión. Existen tanto para casos de miopía, como de hipermetropía. Hoy en día, la tecnología está tan desarrollada que los lentes de contacto se encuentran disponibles para la presbicia, funcionan en el ojo de la misma manera que los lentes progresivos y se les conoce como lentes de contacto multifocales.

Ventajas:

Los lentes de contacto producen solamente una leve ampliación o reducción de la imagen. La visión lateral es asimismo nítida y no es interrumpida por un borde, como puede suceder con algunas gafas. No se empañan, lo cual puede ser una factor importante para algunas profesiones, como la de marinero, cocinero, actor o atleta. Las deficiencias visuales dispares en ambos ojos pueden corregirse fácilmente.

Inconvenientes:

Es necesario un cierto grado de habilidad manual para ponérselos. Llevarlos durante demasiado tiempo puede afectar al suministro de oxígeno del ojo. Cuando los compre, pregunte a su optometrista si tienen buena permeabilidad al oxígeno. Es preferible que las personas que padezcan sequedad ocular lleven lentes duras. En general, la tolerabilidad de los lentes de contacto varía mucho de un individuo a otro, algunas personas se adaptan rápidamente a ellos mientras que otras necesitan más tiempo. Los lentes de contacto necesitan un mantenimiento mayor que las gafas. Esto resulta de vital importancia, ya que un incorrecto mantenimiento y el ensuciamento de los mismas podría provocar infecciones. Con lentes de contacto multifocales, algunas personas tienen dificultad en cambiar de la distancia corta a la larga o necesitan más tiempo para adaptarse a ellos.

Cirugía láser: un pequeño proceso, un gran resultado

El nuevo método de tratamiento ReLEx™ smile de Carl Zeiss Meditec revoluciona el láser

El nuevo método de tratamiento ReLEx™ smile de Carl Zeiss Meditec revoluciona el láser

Hace aproximadamente 20 años que la cirugía láser representa una alternativa para corregir los problemas visuales. Existe una serie de procedimientos, como el Femto-LASIK, LASIK (queratomileusis in situ por láser), el LASEK (queratectomía subepitelial asistida por láser) y el PRK (queratectomía fotorrefractiva), así como el método de tratamiento mínimamente invasivo ReLEx smile. Es el médico quien decide cuál es el mejor método para cada paciente. Femto-LASIK se considera el procedimiento más popular y es el más actual. El láser femtosegundo corta habitualmente una delgada membrana de la córnea, que a continuación se pliega hacia un lado. Luego, el láser excimer extirpa el tejido necesario para corregir la deficiencia visual específica —todo esto en cuestión de segundos. En el caso de la miopía, la córnea está más plana y, en el caso de la hipermetropía, tiene una forma más angular. Una vez se completa el procedimiento, la membrana vuelve a desplegarse ocupando su sitio. Los pacientes podrán volver a ver nítidamente poco después. El requisito más importante para un procedimiento idóneo es que el médico determine en un principio si es posible llevar a cabo la cirugía láser. Entonces, el procedimiento podrá realizarse de forma ambulatoria y habitualmente dura tan solo unos minutos.

El nuevo método de tratamiento ReLEx™ smile de Carl Zeiss Meditec revoluciona el láser

De entre todos los demás métodos, el nuevo método de tratamiento ReLEx smile de Carl Zeiss Meditec es el primero que corrige las deficiencias de visión sin tener que volver a levantar la membrana de la córnea. Esto significa que el proceso resulta considerablemente menos invasivo para el ojo. Se emplea un láser con la córnea intacta para crear una lámina de tejido delgada en forma de lente llamado lentículo que se retira de debajo de la córnea mediante una apertura de menos de cuatro milímetros. Esto se traduce en un área de incisión un 80 % menor que antes (con LASIK) en las capas superiores de la córnea y en un tratamiento más corto.

Ventajas:

No se necesitan gafas después de la cirugía. Los procesos correctivos de láser modernos pueden corregir incluso la presbicia. La cirugía láser puede ser una buena solución para gente con problemas de visión que no se acostumbre o no tolere los lentes de contacto. El ámbito de dioptrías dentro del cual pueden corregirse los problemas de visión depende del procedimiento empleado. Por ejemplo, ReLEx smile puede corregir habitualmente la miopía superior a menos 10 dioptrías Otros requisitos: el ojo debe estar completamente formado (generalmente los pacientes deben tener más de 18 años), el grado de miopía o hipermetropía (con o sin astigmatismo) no debe haber cambiado en los últimos dos años y la córnea debe ser además de un cierto grosor. Con un médico experimentado constituye una cirugía de mínimo riesgo.

Inconvenientes:

La cirugía láser es un proceso invasivo realizado en un órgano esencialmente sano. Los potenciales efectos secundarios y complicaciones incluyen la sequedad temporal de los ojos. Estos síntomas pueden durar hasta doce semanas. Incluso si el proceso es satisfactorio, el problema de visión puede no haberse corregido completamente y puede resultar todavía necesario llevar gafas. Los pacientes con desórdenes autoinmunitarios no deberían someterse a la cirugía láser, al igual que la mayoría de los diabéticos, a quienes esta condición podría causar daños en la córnea. Tenga cuidado con ofertas baratas del extranjero, ya que podrían producir deficiencias considerables.

Lentes multifocales implantables, apoyo quirúrgico para la presbicia

Una opción relativamente nueva para corregir la presbicia y los problemas de visión son los lentes multifocales implantables. Mientras que al principio estos productos eran inflexibles y rígidos, los modernos modelos son extremadamente flexibles y pueden implantarse en el ojo mediante una diminuta incisión. El procedimiento solo dura unos 10 minutos por ojo y puede realizarse varios días. Es completamente indoloro gracias a la anestesia local. Mientras dura el procedimiento, el lente multifocal se coloca habitualmente en una bolsa capsular, directamente detrás de la pupila y se fija empleando una sujeción táctil. Una nueva tecnología ha optimizado la estructuración de las zonas media, larga y corta, aumentando considerablemente la agudeza visual y reduciendo al mínimo el riesgo de deslumbramiento.

Ventajas:

La nueva generación de lentes multifocales se tolera muy bien y no causa dolor ni incomodidad por tener un cuerpo extraño en el ojo. Fundamentalmente se implanta en individuos que padecen cataratas producidas por la edad. Alrededor de 20 millones de personas en todo el mundo se someten cada año a operaciones de cataratas. Los estudios clínicos han demostrado que el 90 % de los pacientes no necesita más ayudas visuales en ningún momento después de la cirugía. La operación dura toda la vida y no es necesario llevar a cabo un proceso de seguimiento, ya que los valores de refracción permanecen generalmente estables. Los pacientes pueden realizar cualquier tipo de actividad común e incluso hacer deporte.

Inconvenientes:

Aquellos pacientes que padezcan determinados cambios patológicos en el ojo no reúnen los requisitos para este procedimiento. Si un paciente padece este tipo de trastorno visual, cualquier posible operación de cataratas deberá discutirse con el médico durante la consulta.

Artículos relacionados

Su diseño de lentes individualizado de ZEISS
Las lentes para una conducción más relajada
Diferentes resultados en la revisión de la vista, ¿cómo es posible?
¿Qué es el centro de rotación del ojo?
Curvos, finos o de colores: los lentes de ZEISS siempre dan la talla.
 

Esta página web utiliza cookies. Las cookies son pequeños archivos de texto que las páginas web almacenan en su ordenador. El uso de cookies es habitual y ayudan a las páginas a optimizar y mejorar su presentación. Mediante el uso de nuestras páginas web usted acepta el uso de cookies. más

OK