Back To Top

Carl Zeiss Partner cerca de ti

Categoría

Los lentes perfectos para una visión óptima

Una prueba de agudeza visual revelará cualquier deficiencia en la visión. En base a los resultados obtenidos, el optómetra podrá prescribir los lentes óptimos para que el paciente vuelva a tener una visión nítida.

Para cada tipo de deficiencia en la visión existen lentes graduadas, independientemente de que la persona sea hipermétrope (sólo ve nítidos los objetos distantes), miope (sólo los objetos cercanos se reproducen nítidamente en la retina), astigmática (tiene una visión borrosa o distorsionada debido a una córnea deformada) o sufra presbicia (ametropía cumulativa de corta distancia).

Los lentes perfectos para una visión óptima

Los lentes apropiados para una visión óptima.

Para cada tipo de deficiencia en la visión existen lentes correctivos, independientemente de que la persona sea hipermétrope (sólo ve nítidos los objetos distantes), miope (sólo los objetos cercanos se reproducen nítidamente en la retina), astigmática (tiene una visión borrosa o distorsionada debido a una córnea deformada) o sufra presbicia (ametropía cumulativa de corta distancia).

Nuestros ojos funcionan como una cámara de precisión. La córnea y el cristalino del ojo representan el lente de la cámara. Estos concentran los rayos de luz y los proyectan de forma precisa sobre la retina. Se denomina acomodación a una especie de sistema de enfoque del cristalino. Es comparable a una cámara que permite enfocar de forma precisa objetos tanto distantes como muy cercanos. De todas formas, sólo una pequeña minoría de personas cuentan con ojos que funcionan así de bien.

 

Los expertos creen que más de 50 millones de alemanes son ametrópicos. Sólo un 58 % de las personas mayores de 40 años que no llevan gafas alcanzan una agudeza visual plena. Incluso entre los portadores de gafas, sólo el 66 % alcanza una visión aguda (Fuente: encuesta realizada por Allensbach en 2006).

 

Por esta razón, a partir de los 40 años todos deberíamos hacernos una prueba de agudeza visual anual. Un optómetra puede comprobar su agudeza visual. La buena noticia: hay lentes correctivos apropiados para casi cualquier tipo de deficiencia en la visión, independientemente del tipo de ametropía.

Asimismo debería realizarse con regularidad una prueba oftálmica para comprobar si se producen anormalidades o cambios orgánicos en los ojos.

Animaciones de la visión: ¿Cómo funciona la visión?

Las características

Los lentes perfectos para una visión óptima

Consulta con un optómetra

Miopía

La deficiencia en la potencia de refracción ocular se contrarresta mediante un lente de corrección cóncavo, de forma que la imagen se vuelve a reproducir nítidamente en la retina.

Hipermetropía
El exceso en la potencia de refracción ocular se contrarresta mediante un lente de corrección convexa, de forma que la imagen se vuelve a reproducir nítidamente en la retina.

Astigmatismo
La anomalía en la potencia de refracción ocular se contrarresta mediante un lente de corrección tórica, de forma que la imagen se vuelve a reproducir de forma nítida y sin distorsiones en la retina.

Presbicia
La debilidad en la potencia de refracción ocular en los objetos cercanos se corrige con un lente convexo (gafas de lectura). El resultado: los objetos cercanos vuelven a ser reproducidos de forma nítida en la retina.

La gama de lentes correctivos disponibles hoy en día es enorme. Hay un producto óptimo para cada deficiencia visual. Los expertos diferencian entre:

Lentes monofocales
Estos lentes correctivos ofrecen un efecto corrector uniforme por toda la superficie del lente. Proporcionan una visión nítida y relajada a cualquier distancia.

El ojo sigue realizando el ajuste de enfoque necesario para ver a distintas distancias, por ejemplo cuando se está leyendo. Las gafas de lectura para la presbicia son una excepción, ya que los lentes correctivos están optimizadas para distancias cortas.

Gracias a las más modernas técnicas, actualmente es posible reducir el peso de los lentes correctivos a un mínimo. Incluso para casos severos de ametropía existen lentes correctivos finos, planos y ligeros con una alta comodidad de uso.

En muchos de los productos ZEISS, incluso los lentes correctivos incoloros absorben tanta radiación ultravioleta que, en condiciones atmosféricas normales, se obtiene una protección UV óptima.

Los lentes perfectos para una visión óptima

El lente fusionado adicional se ve claramente.

Lentes bifocales

Tal como indica el nombre, estos lentes correctivos contienen dos (= el prefijo "bi-") efectos ópticos: una zona de visión cercana y otra lejana.

En los lentes correctivos bifocales minerales, el valor dióptrico necesario para la visión de cerca se consigue mediante un lente fundido adicional en la parte inferior de la misma. En los lentes correctivos orgánicos, la visión de cerca se consigue mediante una superficie moldeada adicional con un radio frontal pequeño. Actualmente, los lentes bifocales están siendo sustituidos por lentes progresivos.

Lentes trifocales

Además de permitir al usuario la visión de cerca y de lejos, tienen asimismo una tercera zona intermedia para la visión en rangos medios (de 50 cm a 1,5 m). Los lentes trifocales también están perdiendo popularidad en favor de los lentes progresivos.

Los lentes perfectos para una visión óptima.

Los lentes progresivos gozan de la mayor popularidad

Lentes progresivos

Protagonistas innovadores: los lentes progresivos ofrecen ventajas claves sobre los lentes bifocales y trifocales. Los lentes progresivos posibilitan una visión nítida en todas las distancias. No hay saltos de imagen en el campo de visión, ni bordes separadores.

Ya en 1983 ZEISS sentó nuevos estándares en lentes progresivos con su producto Gradal HS. HS es el acrónimo de simetría horizontal. Garantiza impresiones visuales homogéneas para ambos ojos durante los movimientos oculares.

Gracias a Gradal Top E se pudieron ampliar sustancialmente los rangos de visión, especialmente el rango intermedio y, más adelante, se adaptaron a las necesidades fisiológicas del usuario. El primera lente progresivo de Carl Zeiss se usó en el año 2000 y se ha seguido desarrollando hasta hoy. La última generación de ellos se denomina ZEISS Progresiva Individual 2. La superficie funcional se puede optimizar para cada efecto individual. Asimismo, se tuvieron en cuenta las características individuales, como la distancia interpupilar, la inclinación, la distancia entre el vértice corneal, el tamaño de la montura y la distancia primaria de trabajo en el rango de visión de cerca.

Rangos de lentes progresivos

 

Artículos relacionados

Parpadear, llorar y ver estrellas
Carl Zeiss, Ernst Abbe y Otto Schott: un equipo ganador
Diferentes resultados en la revisión de la vista, ¿cómo es posible?
¿Qué es el centro de rotación del ojo?
Alergias oculares y remedios rápidos
 

We use cookies on this site. Cookies are small text files that are stored on your computer by websites. Cookies are widely used and help to optimize the pages that you view. By using this site, you agree to their use. más

OK