Alta tecnología para una visión individualizada increíblemente nítida

La tecnología revolucionaria da paso a la mejora de los lentes

Aún más nitidez, más contraste y más brillo: parece un anuncio publicitario de televisores de nueva generación. Pero estamos hablando de algo muy diferente. Se trata de un proceso revolucionario que mejora la calidad de las lentes. El nuevo sistema i.Profiler® es el primero de su categoría que puede obtener datos de cada ojo que hasta ahora no se tenían en cuenta a la hora de corregir problemas de visión. Esta información se usa posteriormente para la fabricación optimizada de lentes i.Scription®.

Hace más de 700 años, los humanos descubrieron la forma de mejorar la visión con la ayuda de dispositivos.

Hace más de 700 años, los humanos descubrieron la forma de mejorar la visión con la ayuda de dispositivos.

Hace más de 700 años, los humanos descubrieron la forma de mejorar la visión con la ayuda de dispositivos. Las gafas, tal y como las conocemos hoy en día, fueron creadas allá por el año 1850. Desde entonces han ocurrido muchas cosas. El último hito es una tecnología que permite examinar cada ojo de forma precisa.

¿Por qué es tan importante este descubrimiento? Porque no hay dos ojos iguales. Cada ojo es único como una huella dactilar. El i.Profiler® de Carl Zeiss Vision hace posible la medición de los ojos con más exactitud que nunca. La solución se basa en lo que llamamos tecnología de frente de onda. A diferencia de los métodos estándar de comprobación de la visión utilizados por los optómetras, que normalmente examinan la agudeza visual en condiciones de luz diurna y contrastes muy elevados, este sistema tiene en cuenta los cambios de luz, los reflejos, los colores y los contrastes. Esto implica que el rendimiento del ojo también es evaluado en diferentes condiciones de luminosidad y contraste. Es decir, pueden analizarse con máxima precisión los aspectos específicos de cada persona. Entre ellos se encuentran:

 

  • agudeza visual
  • visión espacial
  • interacción ocular

Las lentes i.Scription® mejoran su visión.

Todos estos aspectos se tienen en cuenta durante el cálculo de los valores del lente, aportando un enorme beneficio al paciente: el optometrista puede analizar el rendimiento del ojo con una exactitud de hasta 0,01%. Esto se traduce en un aumento de la precisión 25 veces superior respecto a los métodos convencionales. Incluso los problemas de visión que se ignoraban hasta el momento forman ahora parte del cálculo de los lentes individualizados. El cliente recibe unos lentes que no solo proporcionan una visión de mejor nitidez y contraste, sino de espectros de color mucho más vivos.

¿Cómo es posible? Un ejemplo:

Muchas personas que llevan gafas no sufren problemas de visión durante el día. Sin embargo, cuando llega la noche, su visión se dificulta. Tienen los ojos irritados por el resplandor y la luz difusa. Conducir un coche se convierte en una tarea peligrosa. Esto podría ser el resultado del uso de unos lentes que no han sido ajustadas óptimamente. Las opciones de medición disponibles hasta el momento eran incapaces de detectar todos los problemas de visión. Estos tipos de prueba de agudeza visual se denominan "refracción subjetiva" en el ámbito de los optometristas y los oftalmólogos. Son los tests tradicionales de reconocimiento de letras. Una de las herramientas usadas es un dispositivo de medición. El otro ingrediente esencial es la cooperación del cliente. Aquellos que hayan realizado este examen saben lo difícil que puede resultar detectar las diferencias sutiles.

Muchas personas que llevan gafas tienen problemas de visión nocturna.

Muchas personas que llevan gafas tienen problemas de visión nocturna.

Las pruebas de refracción subjetiva aún no son prescindibles, ya que siguen siendo necesarias para analizar la visión espacial. El nuevo sistema de medición objetiva de Carl Zeiss Vision se utiliza como complemento del método convencional. De esta forma, pueden evitarse los errores o límites potenciales del anterior sistema de determinación de lentes. Entre estos se encuentran el cansancio ocular y la evaluación exclusiva del rendimiento visual en condiciones de luz diurna.


El i.Profiler® analiza cada ojo independientemente y efectúa el examen incluso si las pupilas están dilatadas, como si fuera de noche. Además, es el primer sistema que puede percibir los llamados problemas superiores. Aunque este término pueda sonar alarmante, hace referencia a los problemas de dilatación. Los problemas de dilatación provocan que los rayos de luz se refracten más intensamente en los márgenes externos del lente que en su parte central, dando lugar a una reducción de la percepción de los contrastes. Otro problema superior es la asimetría, que ocurre cuando los rayos de luz se refractan de forma que los objetos parecen estar rodeados por un círculo de fuego. Ambos fenómenos son los responsables de una visión deficiente al atardecer o por la noche.

Eficiencia y precisión: calibración de lentes con i.Profiler®

Eficiencia y precisión: calibración de lentes con i.Profiler®

Los resultados de la medición suponen la base de la optimización de los lentes i.Scription®, lanzadas por Carl Zeiss Vision como complemento. Este sistema está integrado por cuatro componentes:

  • prueba de agudeza visual con i.Profiler®
  • prueba de agudeza visual convencional
  • cálculo de los valores del lente mediante un método matemático
  • producción de máxima precisión

 

Los clientes que ya disponen de los nuevos lentes i.Scription® están encantados. Ahora disfrutan de una visión nocturna considerablemente mejorada, y los conductores se sienten más seguros al volante. Perciben los colores con más intensidad, las impresiones visuales son más nítidas y los contrastes mucho más pronunciados.

Esta página web utiliza cookies. Las cookies son pequeños archivos de texto que las páginas web almacenan en su ordenador. El uso de cookies es habitual y ayudan a las páginas a optimizar y mejorar su presentación. Mediante el uso de nuestras páginas web usted acepta el uso de cookies. más