Ningún rostro es simétrico. Tampoco hay dos personas con la misma distancia interocular.

Solo después de ajustar la montura con exactitud en función de las particularidades del usuario, los lentes correctivos pueden explotar todo su potencial.

Durante la infancia descubrimos que los dos lados de la cara no son iguales, es decir, no son simétricos. Si coloca un espejo verticalmente a la altura de la nariz y observa la imagen desdoblada de cada lado de la cara, sabrá qué aspecto tendría su rostro si fuera simétrico. Seguro que le parecerá extraño. También comprobará la diferencia de visión entre el ojo izquierdo y el derecho al mirar a través de la gafas. Por este motivo, cuando el optómetra ajusta los lentes correctivos según la montura seleccionada, necesita saber cómo ve el usuario a través de sus gafas. Solo así es posible diseñar las gafas adecuadas para una montura específica.

Ningún rostro es simétrico. Tampoco hay dos personas con la misma distancia interocular.

Solo después de ajustar la montura de forma precisa en función de las particularidades del usuario, los lentes correctivos pueden explotar todo su potencial.

¿Sabía que incluso los mejores lentes correctivos de precisión no pueden explotar su potencial al máximo si las mediciones para el centrado, es decir, el ajuste de los lentes correctivos según la montura, la distancia entre los ojos, las proporciones de la cara e incluso la postura corporal, no se han efectuado correctamente? A causa de ello puede perderse hasta un 40% de agudeza visual. Este procedimiento es importante en el caso de los lentes monofocales y especialmente importante para el centrado de los lentes progresivos. En los lentes progresivos, las tres zonas de visión (distante, intermedia y cercana) deben ajustarse de manera óptima. Lo ideal es que, manteniendo una postura normal, el usuario pueda leer cómodamente mirando a través de la zona de visión cercana, trabaje con el ordenador usando la zona intermedia y conduzca haciendo uso de la zona de visión de lejos. El centrado correcto y, por supuesto, el diseño de lente seleccionado, juegan un papel decisivo a la hora de determinar la tolerabilidad espontánea de los lentes progresivos. Una diferencia milimétrica puede ser crucial.

Ningún rostro es simétrico. Tampoco hay dos personas con la misma distancia interocular.

El i.Terminal®2 de ZEISS proporciona una imagen objetiva del usuario con la montura.

En el pasado, los optómetras tenían que efectuar manualmente las mediciones para el centrado de los lentes correctivos. El usuario debía mirar a través de la montura seleccionada mientras el optómetra marcaba sobre el lente correctivo con un rotulador la posición de las pupilas y la distancia entre los ojos.

Hoy en día, los optómetras pueden trabajar con muchísima más exactitud, gracias a una precisión de hasta 0,1 milímetro. El i.Terminal®2 de ZEISS proporciona una imagen objetiva del usuario con la montura. El cliente se coloca delante del dispositivo de centrado con la montura seleccionada. El centrado se lleva a cabo con una fotografía de alta calidad, de forma sencilla, rápida e increíblemente precisa. La mayor ventaja de este sistema es la comodidad del usuario durante el proceso de ajuste, ya que el optómetra no tiene que invadir su espacio personal para efectuar las mediciones. El usuario debe estar lo más relajado posible y mirar a través de las gafas tal y como lo haría en su rutina diaria. Cuanto más exacta sea la información que el optómetra obtenga acerca de su visión con las nuevas gafas, mejor será el ajuste de los lentes correctivos. El i.Terminal®2 trabaja con una cámara de alta tecnología y un software inteligente de ZEISS que, con solo un clic, mide los datos de centrado, los guarda y efectúa los cálculos para la producción de los lentes correctivos.

Nuestro consejo:

Si después de una fase inicial de habituación a las nuevas gafas no se siente cómodo con ellas, es posible que el centrado no se haya realizado correctamente. Póngase en contacto con su optómetra para solucionar el problema.

  • Tags:
Esta página web utiliza cookies. Las cookies son pequeños archivos de texto que las páginas web almacenan en su ordenador. El uso de cookies es habitual y ayudan a las páginas a optimizar y mejorar su presentación. Mediante el uso de nuestras páginas web usted acepta el uso de cookies. más