Garantice la mejor protección para sus ojos

Frágiles e insustituibles: los ojos pueden padecer lesiones potencialmente desastrosas

En un abrir y cerrar de ojos puede producirse una lesión: en el trabajo o practicando deporte o actividades de ocio. Los ojos son demasiado valiosos como para correr riesgos innecesarios. Cuidar correctamente sus ojos le ayudará a salvaguardar su vista.

Garantice la mejor protección para sus ojos

Las gafas de sol son más que un accesorio de moda: ayudan a proteger los ojos.

El refrán alemán "Das kann ins Auge gehen" (literalmente "Eso podría meterse en el ojo", y por extensión "Eso podría ir mal"), acierta de pleno: los ojos están expuestos a muchos riesgos. Uno de ellos es la acción del sol. Los cálidos rayos del sol nos incitan a salir, acarician el mar y dibujan una sonrisa en nuestro rostro. Pero también puede resultar perjudicial la luz ultravioleta (UV) que puede dañar los ojos.

Protección solar para los ojos

La luz del sol es la mayor fuente de radiación UV, y puede dañar los ojos de diversas formas. La córnea (fotoqueratitis), el cristalino (cataratas, también conocida como opacidad del cristalino) y la retina (maculopatía solar, degeneración macular) son los componentes del ojo con mayor riesgo. 

La luz UV se compone de luz UV-A (que activa el bronceado de la piel pero también acelera el envejecimiento), luz UV-B (que provoca quemaduras y cáncer de piel) y luz UV-C (los rayos más peligrosos, bloqueados casi completamente por la capa de ozono).

Solo algunas personas son conscientes de que los ojos también pueden sufrir quemaduras por la acción del sol. La córnea y la conjuntiva son los componentes más afectados. El riesgo máximo se presenta cuando la luz del sol se refleja en un alto porcentaje, por ejemplo en lugares nevados o cerca del agua.

Con las gafas de sol adecuadas, sin embargo, puede proteger sus ojos de los peligrosos rayos UV. Consejos a tener en cuenta al comprar un par de gafas de sol

  • Protección contra los rayos ultravioleta: las gafas de sol deben absorber al menos un 99% de la luz o radiación ultravioleta de hasta 400 nm de longitud de onda.
  • Filtro amarillo: también llamado bloqueador azul, ya que bloquea toda la luz azul. Como resultado, el ojo percibe el entorno en un tono amarillento. Las ventajas: mejora de los contrastes de los objetos distantes, especialmente en días nublados o de nieve. Recomendado especialmente para los esquiadores, cazadores, navegantes y pilotos.
  • Filtros de polarización: bloqueadores de la luz difusa. La luz difusa puede incluir la luz reflejada sobre la superficie del agua o el suelo adoquinado. Muy útiles para conducir y pescar.
  • Lentes de espejo: reducen la cantidad de luz que llega al ojo, pero no ofrecen protección contra los rayos ultravioleta.
  • Protección lateral: gafas de sol que protegen los ojos de la entrada de luz por los lados.
  • Lentes tintadas degradadas: color más oscuro en la parte superior de la lente y más claro en la parte inferior. Estas gafas de sol bloquean el resplandor de la luz que llega por encima de la cabeza pero permiten la visión normal a través de la parte inferior del lente. Son muy prácticas para los conductores, pero no se recomienda su uso en la playa o los lugares nevados, donde el resplandor también se refleja de abajo a arriba.
  • Lentes fotosensibles: se oscurecen automáticamente en condiciones de luminosidad y se aclaran en la oscuridad. Gracias a las nuevas tecnologías, este proceso de aclaramiento y oscurecimiento puede durar menos de cinco minutos, dependiendo de la radiación UV y de la temperatura.

La protección ocular se suele recomendar por razones de salud a personas especialmente vulnerables a la radiación ultravioleta. Entre ellas se encuentran:

  • pacientes con degeneración macular y retinal, a los cuales se les recomienda llevar siempre gafas con un buen filtro ultravioleta para las actividades al aire libre.
  • Pacientes recién operados de cataratas. Los ojos de estos pacientes son especialmente sensibles a la luz ultravioleta, ya que el cristalino del ojo ha sido reemplazado por una lente de plástico (lente intraocular). El uso de gafas de sol con 100% de protección contra los rayos ultravioleta es necesario en caso de lentes intraoculares antiguas, ya que la protección que estas proporcionan es insuficiente. Las nuevas lentes intraoculares cuentan ya con protección contra los rayos ultravioleta.
  • Pacientes con una determinada medicación. El tratamiento para la psoriasis, así como los ingredientes farmacéuticos activos como la tetraciclina, la doxiciclina, el alopurinol y la fenotiazina, son los llamados "medicamentos fotosensibilizantes". Aumentan la sensibilidad de los ojos a la luz ultravioleta. Su médico se encargará de aconsejarle acerca de la protección adecuada.

 

Protección de los ojos en el ámbito laboral

La protección de los ojos en el ámbito laboral es muy importante para desempeñar determinadas tareas. Suponen una amenaza:

  • el polvo, las astillas, las virutas o los líquidos que se desprenden durante los procedimientos de esmerilado, granallado, corte, enmasillado y cincelado; el uso de herramientas accionadas por pólvora, los sistemas de material fluido o los desengrasantes con chorro de vapor;
  • las sustancias corrosivas o irritantes, por ejemplo al manipular soluciones ácidas y alcalinas o al mezclar y aplicar materiales adhesivos y de protección empleando los métodos de atomización y recubrimiento por rociado;
  • la luz deslumbrante o la radiación dañina, por ejemplo al soldar o trabajar con láser;
  • el efecto del calor o las llamas;
  • Radiación láser


Esta página web utiliza cookies. Las cookies son pequeños archivos de texto que las páginas web almacenan en su ordenador. El uso de cookies es habitual y ayudan a las páginas a optimizar y mejorar su presentación. Mediante el uso de nuestras páginas web usted acepta el uso de cookies. más